domingo, 21 de junio de 2009

Albedrio

Albedrío - Un derecho eterno"
Una de las razones por las que Dios emplea a los débiles del mundo para que realicen Su obra
quizás sea la humildad y la amplia capacidad que éstos tienen para el contentamiento espiritual.
De todos modos, la persona mundanal generalmente no tiene mucho interés en hacer lo que ellos
consideran la insignificante obra del Señor. Es también significativo que el Señor rehuse
intimidar a la gente enviando legiones de ángeles enviando a fin de asegurarse de que se cumpla
Su voluntad. Su voluntad debe hacerse "a causa de la palabra", y no porque se nos obligue. La
norma ha sido, es y seguirá siendo ésta: "No obstante, podrás escoger según tu
voluntad" (Moisés 3:17). El Señor quiere una conversación sin intimidación. No olvidemos que en
nuestra era de dar muchas vueltas a la cuestión del día, la única vuelta que Dios espera es
nuestro alejamiento voluntario del pecado y que nos acerquemos a Él. Por lo tanto, el Señor no
procura abrumarnos sino ayudarnos a vencer al mundo."
(Élder Neal A. Maxwell, Liahona julio 2000, pág.89)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...